Trabajo, Covid-19 y apatía, frenos para ir a las urnas

México Política

Gerardo Reyes, mesero de un hotel ubicado en el Centro de la Ciudad de México, no pudo votar en las elecciones de ayer.

El joven de 27 años quiso participar en la fiesta de la democracia; sin embargo, su patrón no le dio permiso.

“Yo vivo en la [alcaldía] Gustavo A. Madero, entonces, debía ir a mi casa o a una casilla especial, pero no me dio permiso mi jefe.

“Iba a perder más de una hora y no quiso dejarme salir. Mi horario termina hasta las 9:00 de la noche”, explicó en entrevista.

Como él, millones de personas no acudieron a las urnas para participar en los comicios más grandes en la historia de México; algunos, por razones laborales; otros, por miedo a contagiarse de Covid-19, e incluso por apatía.

Ayer, más de 93 millones de ciudadanos inscritos en el padrón electoral, que actualiza constantemente el Instituto Nacional Electoral (INE), estuvieron en posibilidades de acudir a las más de 162 mil casillas que se instalaron para votar.

En las elecciones de 2018, una de las más votadas, se registró una participación de 62.65% de los 89.1 millones de mexicanos que aparecían en la lista nominal. Sin embargo, la jornada que le dio la victoria al ahora presidente Andrés Manuel López Obradorno ha sido la más concurrida.

El récord en participación lo tiene la elección presidencial de 1994, con una concurrencia de 77.2% y una abstención de 22.8%; en esa elección, con un listado nominal de 45 millones 729 mil 57 ciudadanos, votaron 35 millones 285 mil 291, siendo Ernesto Zedillo el candidato que obtuvo la victoria.

Desde su local de libros y revistas, ubicado frente a la Alameda, Jaime Gómez confesó que, de plano, no fue a votar porque simplemente no le interesa: “Me da igual, la verdad, porque, gane quien gane, es lo mismo. Aquí, el que trabaja come, no importa quién gane o quién pierda, y el que no trabaja no come, y si ahorita cierro mi local para irme a votar, pues no voy a comer. Mejor me quedo en mi negocio”.

A él le tocaba elegir al nuevo mandatario o mandataria de la alcaldía Cuauhtémoc, en la que compitieron ocho candidatos, entre ellos, Dolores Padierna, por Morena, y Sandra Cuevas, del PRI-PAN-PRD.

“Ni los conozco, la verdad. [Ir a votar] nada más sería ir a perder mi tiempo porque todos son iguales, yo no voy”.

Otro caso fue el de Frida Sánchez, quien prefirió abstenerse de sufragar en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, por miedo a contagiarse de coronavirus.

“Llevo un año completo sin salir. He temido mucho esta pandemia, una tía falleció y un primo estuvo muy grave. Me he cuidado demasiado como para salir ahora a un lugar donde hay aglomeraciones”, detalló.

En estos comicios se renuevan 30 congresos locales, 15 gubernaturas, más de 190 ayuntamientos, 16 alcaldías y 500 miembros de la Cámara de Diputados, entre otros cargos.

Las casillas electorales permanecieron abiertas hasta las 18:00 horas de ayer y, hasta el cierre de esta edición, la cifra de abstencionismo no había sido dada a conocer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.